lunes, 29 de agosto de 2011

LA CARTA

Tirada en el asfalto:
sucia de barro y de lluvia, 
en un angulo un corazón, 
la letra bonita y culta

Sentí vergüenza al leer
aquella triste misiva,
de un corazón de mujer,
que marchaba a la deriva.

en cada letra un borrón,
en cada pausa un suspiro,
era un pobre corazón
que no quería el olvido

En el barro busqué un sobre
¿a quien iba dirigida'
nada encontré;soólo barro
y la sombra, de una mujer dolorida
loca quizás de rencor
porque nunca recibió
respuesta a su misiva.

Hoy, releo aquella carta
con pudor, ¿por qué negarlo?
que me encontré una mañana
sucia de lluvia y de barro.

Charo A.Morilla  (Madrid,1998)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada